Es un tema muy importante y muy frecuente en las consultas psicológicas. La mayoría de los niños, ante la llegada de un hermano, pueden sentir celos, frustraciones, enfados y envidia. Este sentimiento de persistentes celos que experimenta el que ahora será el hermano mayor hacia el nuevo miembro de la familia se conoce con el nombre de síndrome del príncipe destronado.

¿Los celos en estos casos son celos normales?

Por supuesto. ¿Cómo no va a experimentar el hijo o la hija mayor celos hacia el pequeño? Al fin y al cabo tendrá que compartir con él o con ella a sus padres y el amor de todos.

Los celos son una manifestación emocional que se traduce en conductas absolutamente normales y esperables en el niño pequeño ante la llegada de un hermano o de una nueva hermana. Basta con ponerse en el lugar del niño que hasta ese momento ha recibido todo el afecto y la atención de sus padres con exclusividad.

No olvidemos que todos necesitamos del cuidado de nuestros padres siempre, independientemente de la edad que se tenga.

¿Cómo se manifiesta o cómo expresan los celos los pequeños de la casa?

Se manifiestan de varias maneras, son muy comunes las regresiones: ¿Qué quiero decir con esto? Pues que los hijos pequeños vuelven a utilizar un lenguaje más infantil a pesar de haber logrado anteriormente un lenguaje claro, También pueden desarrollar la enuresis: aquí el niño presenta problemas con el control de esfínteres pese a haberlo tenido controlado antes de la llegada del hermano.

También suelen manifestar los celos a través del llanto recurrente, con una actitud negadora, puede haber una disminución en el rendimiento escolar, quejas psicosomáticas (como son dolores de barriga, de cabeza, etc).

Puede haber también más rabietas, se enfadan más fácilmente con los padres, ignoran al nuevo hermano y pueden desarrollarse nuevo miedos.

Pero me gustaría aclarar una cosa, estos celos no sólo se manifiestan cuando el nuevo miembro es recién nacido, pueden expresarse cuando el recién nacido comienza a mostrar avances en su desarrollo evolutivo, por ejemplo, cuando empieza a andar, a hablar, etc.

¿Qué pueden hacer los padres para que su hijo o su hija mayor se sientan menos inseguros ante la llegada del nuevo hermanito?

La aceptación de la llegada del nuevo hermanito va a depender de la forma en cómo se maneje el enuncio del embarazo, la forma de integrarlo durante todo el desarrollo del mismo y la forma de presentárselo después del nacimiento. Si preparas a tu hijo para la llegada del recién nacido, le ayudarás a aliviar sus temores y será mucho más fácil que todos compartan la alegría del nacimiento.

¿Cómo es aconsejable actuar con nuestro hijo mayor mientras estamos embarazados?

Hay que elegir un momento adecuado para informarle de su nuevo hermanito, todo dependiendo de su edad y grado de maduración.  Es bueno explicarle qué es lo que va a suceder, adaptándonos obviamente a su nivel de comprensión en todo momento. También es recomendable explicarle todas las inquietudes que tenga. Los cambios que haya que hacer en casa es bueno hacerlos antes de que el niño o la niña nazca, así el hermano mayor puede participar en estos cambios (así se siente importante.).Es bueno aprovechar también para hablarle al niño de la etapa en la que él fue un bebé, y cómo durmió en la misma cunita, y cómo mamá y papá prepararon las cosas con tanta ilusión para él como ahora hacen para su hermanito. Y explicarle que tener un hermanito pequeño es más divertido, hacen mucha compañía, pueden jugar con  él y muchas más cosas.

Y después del parto, ¿cómo es recomendable manejar esta nueva situación?

Es importantísimo que los padres se dediquen exclusivamente a él en su primera visita. Es muy buena idea tener preparado algún regalo traído por el nuevo bebé para su hermanito mayor.

Pedidle que os ayude a cuidar al bebé: que guarde los pañales, que os ayude a vestirle…Es muy bueno dar relevancia al hecho de que él o ella es la mayor y que por ello goza de unas responsabilidades privilegiadas. Hay que dedicarle un tiempo de exclusividad, aunque ahora sea más difícil. Y lo más obvio y lo más complicado,: hay que evitar que toda nuestra vida gire en torno al nuevo bebé.

Autora: Carlota de Sousa González

Psicóloga General Sanitaria. M-23100

PsicoSegovia

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Por seguridad, complete la siguiente operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.