El sentimiento de soledad y la tristeza

El ser humano es social por naturaleza, lo cual significa que necesita el contacto y la relación con otras personas. Por muy autónomos e independientes que seamos, las relaciones interpersonales nos aportan seguridad y bienestar, dos aspectos que son esenciales para mantener nuestro equilibrio psicológico. Cuando por una razón u otra comenzamos a aislarnos, la soledad puede terminar pasándonos factura.

¿Por qué nos sentimos solos?

Cuando pensamos en la la soledad inmediatamente la asociamos con la falta de contacto humano, pero lo cierto es que podemos sentirnos solos incluso estando rodeados de muchas personas. Esto se debe a que la soledad es un estado mental, al igual que la depresión, la ansiedad o el miedo.

La soledad está vinculada a los sentimientos de incomprensión, tristeza e inseguridad. Si percibimos que las personas que tenemos a nuestro alrededor no nos comprenden y no comparten nuestros valores y preferencias, podemos sentirnos solos, desamparados e indefensos.

Los riesgos de la soledad

Cuando la soledad se instaura, suele traer consigo cierta dosis de tristeza, angustia, ansiedad e incluso miedo. Además, el hecho de no tener un apoyo emocional merma nuestra autoestima y nos desmotiva. Por eso es común que las personas que se sienten solas se sumerjan en un círculo vicioso que les hace perder el interés por el día a día y por emprender nuevas actividades que quizás le ayudarían a conocer a otras personas con las cuales podría compartir gustos y valores. En los casos más severos se llega a la depresión.

Además de las consecuencias en el plano psicológico, la soledad también se ha vinculado a un debilitamiento del sistema inmunológico. Diversas investigaciones han confirmado que la soledad está estrechamente ligada a respuestas inmunes disfuncionales. Por ejemplo, un estudio realizado recientemente en la Universidad de Ohio demostró que las personas solas producen una mayor cantidad de proteínas vinculadas a la inflamación, las cuales desempeñan un rol esencial en la aparición de enfermedades como la diabetes, la artritis y el Alzheimer.

Por otra parte, numerosas investigaciones realizadas en diferentes países y que han incluido a cientos de personas han demostrado que no contar con apoyo social aumenta de manera significativa la mortalidad ante diferentes enfermedades. De la misma manera, se conoce que quienes cuentan con personas que les apoyen, se recuperan más rápidamente de las intervenciones quirúrgicas y de determinadas patologías.

¿Qué hacer?

En primer lugar, es importante cambiar el significado que le damos a la soledad. La soledad también se puede disfrutar, puesto que nos permite tener más tiempo para nosotros, nos ofrece una oportunidad para redescubrirnos y un espacio para cambiar los objetivos que tenemos en la vida.

En segundo lugar, es vital que asumas una actitud proactiva. Es decir, que inviertas una parte de tu tiempo en establecer relaciones con las personas. A menudo la gente solitaria es muy tímida y no sabe cómo acercarse a los demás y hacer nuevos amigos. En este sentido, una excelente estrategia es apuntarte a cursos que te interesen o involucrarte en actividades que te apasionen, esto te permitirá encontrar a personas que comparten tus mismos gustos.

No obstante, si te sientes deprimido, te recomiendo que consultes a un psicólogo. La depresión causada por la soledad es un problema que tiene solución, no tienes por qué continuar arrastrando esa pesada carga.

Fuentes:

Jaremka, L. M. et. Al. (2013) Loneliness Promotes Inflammation During Acute Stress. Psychological Science; 24(7): 1089-1097.
Kawachi, I. et. Al. (1996) A prospective study of social networks in relation to total mortality and cardiovascular disease in men in the USA. Journal of Epidemiology and Community Health; 50(3):245-251.
Hanson, B. S. et. Al. (1989) Social network and social support influence mortality in elderly men. The prospective population study of “Men born in 1914,” Malmö, Sweden. American Journal of Epidemiology; 130(1):100-111.
 
5 Responses to Sentirse solo aún estando rodeado de gente
  1. Hola, me llamo Haydeé y tengo 17 años hace 2 años me estuvieron llevando al psicólogo por qué estuve en depresión actualmente me siento sola tengo novio pero aún así yo siento que el no me quiere, ni mi familia, esto me ayudó un poco pero aún así me siento sola, a veces no se cómo me siento, la mayor parte del tiempo la paso peleando y enojada, no hablo con mi familia y muy poco con mi novio entonces ya no sé qué hacer quiero ayuda!!

    • Haydee, espero te encuentres mejor y hayas podido salir de tu depresión. Si no es así, estaré aquí por si quieres conversar.
      No soy doctor, pero conversar pienso que es el primer paso para salir adelante.

    • Siento mucho tardar en contestarte. Acabo de ver todos los comentarios que tengo,
      Me gustaría saber cómo te encuentras pasado este tiempo. Cuando estamos mucho tiempo enfadados, irritados e irascible suele ser que algo dentro de nosotros no estamos gestionando bien o nos duele más de lo que estábamos preparados.

      Un abrazo muy grande y mucho ánimo

  2. Yo la mayor parte del día me siento sola,xq soy una persona muy positiva,y mi familia nunca en la vida pensarían que tengo algún tipo de depresión,y yo trato de dicimular cada día,que estoy bien y me siente feliz.parezco segura pero tengo muchas inseguridades,ahí veces que me siento muy sola..siento que no tengo a nadie para contarle lo que me pasa xq no confío en nadie,mi familia no es unida,cada uno está en la suya y no somos para nada cariñosos y nada de eso..cada uno con sus cosas y asi nos vamos separando poco a poco,también pasamos necesidad de todo tipo,y mis hermanos son demasiado negativos,esto cada ves me hace más y más mal,escuchar como hablan de ellos mismo,y que no tienen fé ni confianza en que algún día puedan lograr lo que se propongan,y que nunca vamos a salir adelante de la situación en la que estamos..quizá tenga algún tipo de depresión,y quizá no xq como dije soy una persona muy positiva y trato de encontrarle las cosas positivas a las cosas,pero ahi días que me siento bien y días que no,y a veces lloro de la nada y siento un peso y angustia que no se va.y no puedo controlarlo y ahí es cuando oro por una familia no perfecta,sino por una familia humilde,positiva,llena de vida y con ganas de hacer bien las cosas,y que aprendamos cada día que Dios Nos regala,que aprendamos a ser compañero,a ser solidarios a escucharnos y preguntarnos que nos pasa,solo le pido eso a Dios y que nos ayude en todo lo que le podamos pedir,y en nos brinde todo lo que nos pueda dar.

    • Espero que tus peticiones hayan tenido el efecto que es merecido para ti, de verdad.
      Si no es así también es bueno saber y detectar lo que está en tu mano para trabajarlo, superarlo y aprender.

      Muchas gracias por tus comentarios, tus palabras y por tus sensaciones.

      Un abrazo


[top]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *